Lengua o Higado en salsa de tomate

 

Ingredientes

  • 1 lengua de vaca o hígado de vaca
  • 1 calabaza
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla de verdeo
  • 3 tomates
  • 1 lata de guisantes
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • 1 lata de puré de tomate
  • sal
  • condimentos varios
  • aceite de oliva
  • 2 vasos y medio de agua

Preparación

  • En una sartén,  colocas un poco de aceite de oliva, tras haber picado el ajo y la cebolla de verdeo, lo hechas en la sartén.
  • Vas a colocar la lengua o higado ya cortados en la formas que desees y comienzas a revolver, se cocina bastante rápido.
  • Luego, colocas la patata, la calabaza, el tomate y la zanahoria cortados en cuadraditos, y los guisantes, mezclas todo muy bien.
  • Hechas el puré de tomate y luego dos vasos y medio de agua, lo condimentas, le pones sal y le pones la tapa para que se cocine a fuego lento unos 20-25 minutos. Siempre pinchá la calabaza y las patatas para ver si está tierno.
  • Luego la presentación del plato: colocas la preparación ya cocinada y lo adornas con una hojita de albahaca si deseas.
Anuncios

Budin redondo de atún, guisantes y pimientos

Ideal para entrante…

Ingredientes

patatas
huevos duros
atún en aceite
pimiento rojo
guisantes(de lata)
tomate frito casero
mayonesa
sal
nuez moscada
2 cdas mantequilla
 

Preparación

Preparas primero el relleno del budin, cortas en trocitos no muy pequeños, los huevos y el pimiento rojo. Mezclas con el tomate frito lo antes mencionado, añadis el atún desmigado y los guisantes.Reservas.
Cocinas las patatas y pasas por el pisapurés, le pones sal, nuez moscada y dos cucharadas de mantequilla, la mitad del puré lo pondremos en un recipiente redondo con el hueco en el centro, distribuis encima la mezcla que tenemos reservada y luego el resto del puré, o sea, la mezcla debe quedar en el medio entre las dos capas de puré.
Para servir pones por encima la mayonesa y adornar al gusto.

Pollo asado con guarnición de verduras y patatas

El pollo es uno de los platos esenciales de toda cocina que se precie. Su sabor gusta a la mayoría de personas, pero hay una gran diferencia entre lo aceptable y la excelencia. Hoy haré un pollo asado con guarnición de verduras y patatas.

Ingredientes

1 Pollo

2 kg de patatas blancas

1 pimiento rojo

2 calabacines

2 huevos

3 dientes de ajo

1 cda perejil

condimentos varios

vinagre

sal

aceite de oliva

1 cda de whisky o cognac

Preparación

  • Lo primero cuando vayas al mercado a comprar un pollo es que no esté golpeado, fíjate cuando fue elaborado además del precio. Y que este bien limpio, sacado todas las viseras.
  • Ahora bien, ya en la cocina, lavas bien el pollo bajo el chorro de agua fría, lo secas un poco con un trapo limpio y coges una asadera, colocas el pollo lo tajeas para que se cocinen todas las partes del pollo, le pones inyección de limón al pollo para que tome gusto. En una taza pondrás 3 dientes de ajo, sal, perejil, condimentos varios, una cucharadita de vinagre, una pizca de sal y una cucharadita de whisky o cognac, lo revuelves bien para que se mezclen los sabores, ahora con un pincel pintarás el pollo por fuera y por dentro. Luego lo metes al horno por una hora, dependerá del horno que tengas.
  • También lo puedes hacer a la parrilla el asado si lo deseas.
  • Cortarás las patatas a lo largo y prepararás patatas fritas con poco aceite, con dos tacitas de café mediano será suficiente para freír. Recuerda que el aceite debe estar hirviendo para colocar las patatas a freír y que las echarás de a poco, apenas estén doradas las vas escurriendo en un papel secante, de esta forma estarán crocantes.
  • Los calabacines y morrones los preparas de la siguiente manera. En una sartén colocarás un poco de aceite, cortarás en cuadrados los calabacines y los morrones, le echas un ajo picado y media cebolla de verdeo, lo revuelves y lo sigues cocinando. Cuando esté todo cocinado le echas dos huevos y los mezclas como un revuelto.
  • En el plato: colocarás una presa de pollo, un poco de patatas fritas y las verduras. El colorido del plato y los sabores serán un manjar en tu paladar.
  • Opción: también se puede acompañar con todo tipo ensaladas si lo deseas.

http://www.casamingo.es/

 

Pechugas en nata al curry con patatas

En esta receta,el curry destaca un poder antioxidante y antiinflamatorio. Este condimentos ayuda a retrasar los procesos de envejecimiento, prevenir el cáncer y mejorar los síntomas inflamatorios asociados a enfermedades reumáticas.

Ingredientes

  • 4 Patatas. Medianas o pequeñas
  • 2 Pechugas de pollo.
  • 1 Cebolla.
  • 1 Diente de ajo
  • 2 cda  aceite de oliva.
  • 1/2 limón. También puede ser el zumo de una lima entera
  • Una cucharadita de curry.
  • 1 pote de nata
  • Una pizca de pimentón picante.
  • Sal.

 Preparación

  • Cortar el ajo en láminas y la cebolla en juliana.
  • Sofreír ligeramente el ajo con el aceite en una cacerola. Antes de que se dore añadir la cebolla. Salpimentar y dejar a fuego lento unos cinco minutos.
  • Trocear la pechuga y cortar la patata en trozos más bien pequeños.
  • Saltear la pechuga y la patata junto con el ajo y la cebolla. La idea es que cojan algo de consistencia y color en su capa externa.
  • Añadir el agua necesaria pero justa para cubrir los ingredientes. Dejar hervir a fuego lento quince minutos
  • Preparamos una salsa de curry añadiendo en un bowl el polvo de curry, la nata, el zumo de medio limón y la pizca de pimentón picante. Mezclamos bien para que ligen los tres ingredientes
  • Añadimos la salsa de curry cuando la cacerola lleve unos 8 minutos de cocción
  • Meneamos un poco la cacerola con movimiento circular hasta que ligue la salsa con el agua de cocción. Dejar reducir unos cinco minutos más
  • Servir

Torre de verduras con atún y olivas rellenas

Esta receta me encanta porque tiene la combinación de verduras con pescado, y, para la operación bikini que en breve usaremos en esta época del año en España en que estamos en primavera, este plato es escencial. Puedes variar el pescado y también las verduras que mas te gusten.

Ingredientes

  • 2 patatas gorditas
  • 1 lata de corazones de alcachofas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 berenjena
  • 160 grs. de atún en conserva
  • 2 tomates maduros
  • sal
  •  pimienta
  • aceite
  • albahaca
  • olivas rellenas

Preparación

  • Cocer las patatas cortadas a trozos, en el microondas, con agua y sal a temperatura máxima y durante 12 minutos. Cuando estén cocidas, escurrir y dejar enfriar, aliñarlas con un poquito de aceite y pimienta.
  • Asar el pimiento y la berenjena, cuando estén limpias, cortar a tiras y reservar, laminar los corazones de alcachofas y reservar: rayar el tomate y aliñarlo con aceite y sal.
  • Poner en un plato: poner un aro en el centro.
    1. 1 base de patata.
    2. 1 capita de pimiento y berenjena asada.
    3. 1 capita de alcachofa laminada, con un chorrito de aceite con albahaca triturada.
    4. 1 capita de atún, con el aceite escurrido.
    5. 1 capita de tomate.
  • Decorar con las aceitunas rellenas cortadas en aritos, decorar el plato con aceite de albahaca y un hilito de caramelo líquido.

Libritos de pollo al roquefort

Te comento que esta receta, me encanta para un primer plato o plato único porque es fácil de hacer, económico y a la gente le encanta…

Ingredientes 

– 6 pechugas de pollo

– 150 g de queso roquefort

– un manojo de perejil

– 1 o 2 huevos

– pan rallado

– sal y pimienta

– aceite de oliva

receta de Libritos de pollo con queso

Preparación

Primero abrimos las pechugas de pollo, pero dejamos que queden unidas por un lado.

Luego rellenamos con un poco de queso roquefort y perejil picado. Cerramos con un escarbadientes, salpimentamos, pasamos por huevo y después por pan rallado y, finalmente freíremos con aceite abundante y bien caliente.

Una vez fritas, las ponemos uno a uno en una bandeja con papel absorbente para que se escurra el aceite. Y ya están listas para servir!

Nota:

Se pueden rellenar los libritos con el queso que más te guste y también se puede añadir un trozo de jamón o algún otro ingrediente de tu gusto.

Son muy buenos recién hechos, pero también se pueden comer fríos. Resultan una buena solución para ir de excursión o para llevarlos al trabajo como comida rápida.

Pueden servirse acompañados de una ensalada verde mezclada con ananá, manzana, lechuga y tomate, alguna verdura o bien un puré de patatas o manzana.

Ensalada fresca de atún, tomates, judías y patatas

Esta receta es para aquellas personas que tienen alto el colesterol y los triglicéridos, a ver si lo hacéis que es rica y nutritiva

Ingredientes

2 latas  atún natural

4 patatas

2 tomates maduros

2 cebollas pequeñas y tiernas

½ kg de judías verdes

aceite de oliva, vinagre

pimienta

sal

10 hojitas de menta.

Ensalada de ventresca

Preparación

Primero pondremos a hervir con agua y sal las patatas limpias de tierra y con su piel en una cacerola durante unos 20 ó 25 minutos. Mientras, cortar las puntas, trocear las judías y cocerlas durante unos 10 minutos en agua hirviendo a la que habremos añadido un buen chorro de aceite de oliva y un puñadito de sal.

En el mortero prepararemos un aliño con la menta picada, la sal, un poco de pimienta y un buen chorro de aceite. Es hora de picar los tomates en cuadritos pequeños (yo antes los he hervido y pelado a mano).

Pelar y picar muy finamente la cebolla y dejarla en un bol con agua y un chorrito de vinagre un rato para que no pique en exceso. Una vez cocidas judías y patatas, sacarlas del fuego, dejar enfriar las segundas y meter las primeras en un bol con agua con cubitos (así nos quedarán enteras y verdes).

Coges un plato o bandeja plana y cubriremos el fondo con las patatas peladas y cortadas en rodajas de un centímetro aproximadamente. Proseguiremos con las judías escurridas, el tomate, la cebolla y los trozos de atún. Finalmente colocas el aliño del contenido del mortero y dejar enfriar un rato en la nevera.

Peceto o Redondo con patatas, un clásico plato de Argentina!!!

Ingredientes

*1 kg. de peceto o redondo
*1 kg. de patatas
*1 cebolla
*1 tomate
*ajo
*sal y pimienta

Peceto a la cacerola - Comida Argentina

Preparación

Dorar en aceite el peceto mechado con ajo y condimentado con sal y pimienta. Retirar y en el mismo aceite dorar las papas peladas. Incorporar la carne, un ramito de hierbas aromáticas, un cucharón de caldo, la cebolla y el tomate.

Tapar y cocinar hasta que las patatas y la carne estén hechas. Servir en rebanadas finas, cubierto con su salsa.

Mas Info: http://recetas.variaditos.com/peceto-a-la-cacerola-comida-argentina#ixzz2PZoZyuAF

Jamoncitos de pollo a la miel y mostaza

INGREDIENTES:
4 jamoncito de pollo                                    
1/2 taza de miel
1/2 taza de mostaza
2 dientes de ajo
1 o 2 ramas de perejil
1 cebolla grande
1 chorro de aceite de oliva, (hasta empapar la cebolla)
1/2 vaso de brandy o coñac
1 o 2 patatas
 Sal
 
PREPARACION:
  • Lavamos los jamoncitos de pollo y lo pasamos por el fuego para escamarlos bien.
  • Picamos muy fino el ajo y el perejil, sazonamos los muslos y embadurnamos estos con el ajo y perejil picado, dejamos reposar una hora.
  • En una taza mezclamos la miel con la mostaza, hasta obtener una pasta uniforme, hay recetas que dicen que se ponga el doble de miel que de mostaza, pero para mi gusto resulta demasiado empalagoso, por lo que he puesto mitad y mitad, (cada uno tendrá que ir probando y poner las proporciones a su gusto).
  •  Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana, (tiras), la ponemos en una fuente de horno y la empapamos toda con un chorro de aceite, el aceite suficiente para empapar toda la cebolla pero si excedernos, que no flote la cebolla en el aceite. Regamos con medio vaso de brandy.
  •  Encima de la taza, vamos bañando los jamoncitos de pollo, con la salsa por todos sus lados y colocamos en la fuente encima de la cebolla. Metemos la bandeja a horno medio alto, unos 180º para  que se haga suavemente, durante 20 minutos más o menos.
  •  Trascurrido ese tiempo, sacamos la bandeja, bañamos nuevamente los jamoncitos por todos sus lados con la mezcla de miel y mostaza, damos la vuelta a los muslos y metemos al horno otros 20 minutos más, hasta que veas que están hechos,  teniendo cuidado que no se queme, con la mezcla  de miel y mostaza por encima, se quema con más facilidad el pollo.
  • Sacamos la bandeja, reservamos el pollo en una bandeja, dentro del horno apagado y cerrado para que conserve su calor y no siga haciéndose. Colamos por un chino el contenido de la fuente y apretamos con una espátula de madera la cebolla, para colar 
  • todo el jugo.
  •  En una cazuelita calentamos el jugo, hasta que reduzca un poco y coja un poco de cuerpo. Servimos el pollo en una fuente, rodeado de patatas fritas, cortadas en cuadrados, que habremos frito con anterioridad y regamos todo ello con el jugo.
 

Albóndigas en salsa de azafrán

Ingredientes :

  • 400 gr carne picada (mitad cerdo y mitad ternera o vacuno)
  • 1 cebolla grande
  • 500 gr patatas
  • 100 gr guisantes
  • 4 dientes de ajo
  • 250 ml  caldo de pollo (1 vaso)
  • 125 ml  vino blanco (1/2 vaso)
  • 1 huevo grande XL
  • 1 cda perejil fresco picado y un poco más para espolvorear
  • 1 cda pan rallado
  • unas hebras de azafrán (si no tienes usa un tercio de una cuchara pequeña con colorante alimenticio)
  • 1 hoja de laurel
  • 8 cdasaceite de oliva
  • Aceite para freír
  • Harina de trigo
  • Agua
  • sal y pimienta negra

albondigas-salsa

Preparación:

  1. Primero que nada vamos a blanquear parte de la cebolla y el ajo. Blanquear consiste en cocer levemente un alimento en agua hirviendo.  De esta forma conseguiremos que la cebolla se reblandezca y que nuestras albóndigas queden con una textura homogénea. Además reduciremos levemente la fuerza del ajo y la cebolla dando más suavidad a la mezcla de las albóndigas. Así que pon agua a calentar y cuando hierva añade 30 gramos de cebolla y un diente de ajo. Déjalos cocer durante 2 minutos y luego escurre y enfríalos bajo un chorro de agua fría. Vuelve a escurrir y reserva.
  2. Vamos a ir preparando el fondo de nuestra salsa para albóndigas. Para hacerlo ponemos a calentar todo el aceite (8 cucharadas para dos personas) en una sartén y añadimos la cebolla que queda (los 200 gramos que no hemos cocido) cortada en tiras finas y los tres dientes de ajo pelados y muy bien picados. Añade una cucharada pequeña de sal, la hoja de laurel y deja a fuego medio bajo que se vaya cocinando. No subas el fuego para que nos de tiempo a preparar las albóndigas y si ves que cogen color muy pronto ve añadiendo agua de vez en cuando a cucharadas
  3. Mientras se hace la verdura preparamos la mezcla de las albóndigas. Pica la cebolla y el ajo que hemos blanqueado de forma que queden trozos muy pequeños. Tómate tu tiempo en picar bien estos ingredientes pues es importante que no queden trozos grandes que estropeen luego la forma de las albóndigas. Si no tenías el perejil picado es el momento de hacerlo. Usa perejil fresco y si no tienes fresco usa solo una pizca del seco.
  4. En un bol grande poné la carne picada y añade el perejil, la cebolla, el ajo, el huevo, 1 cucharada de pan rallado, 1/2 cucharada pequeña con sal fina y unas vueltas de molinillo de pimienta. Con un tenedor mezcla todo bien durante un buen rato para que quede una mezcla bien homogénea (uniforme).
  5. Ahora vamos a darle forma a las albóndigas. Prepara un plato con harina y coge otro plato limpio. Mójate las manos para que queden húmedas (no tienen que estar chorreando, solo húmedas). Con una cuchara coge una porción de mezcla y échala sobre la otra mano. Suelta la cuchara y con las dos manos dale forma a la albóndiga de forma que consigas una bola de unos 4 centímetros de diámetro. Cuando esté deja la albóndiga en el plato limpio y repite el proceso con toda la carne hasta que termines. A mi me salen unas 12/14 albóndigas  de 4 centímetros, más que suficiente para dos personas.
  6. Poné a calentar el caldo de pollo y si no tienes usa una pastilla de caldo concentrado.
  7. Poné aceite de freír a calentar (yo usé girasol) en una sartén pequeña. Mientras se calienta pasa todas las albóndigas por la harina y sacúdilas para retirar el exceso de harina. Cuando el aceite esté caliente fríe las albóndigas en dos tandas hasta que estén doraditas. Reserva en un plato.
  8. Las verduras ya tienen que estar en su punto (cocinadas y con un poco de color). Añade una cucharada pequeña de harina a la sartén y tuesta la harina durante un minuto removiendo bien con la cebolla y el ajo. A continuación añade el vino blanco y sube el fuego. Añade las albóndigas a la sartén y cuando el vino haya reducido un poco añade el caldo de pollo caliente y dejamos al fuego cinco minutos.
  9. Pasados los cinco minutos tostamos el azafrán en una sartén caliente (sin aceite) durante unos segundos. Lo echamos en un mortero y lo machacamos para que quede un polvo de color vivo. Cogemos una cucharada de salsa caliente y la echamos al mortero, mezclamos bien y vertemos en la sartén (hacemos esto para arrastrar todo el azafrán molido desde el mortero hasta nuestra salsa).
  10. Añade los guisantes y deja al fuego 10 minutos o un poco más  hasta que la salsa se haya reducido a tu gusto y los guisantes estén tiernos. Cuando la salsa esté lista prueba de sal y rectifica si es necesario.
  11. Mientras se hace esto último podemos freír las patatas de acompañamiento y ya solo nos quedaría servir  y espolvorear si quieres con un poco de perejil fresco.